06 de abril, 2016 — La región sudanesa de Darfur precisa de una solución duradera al conflicto para conseguir la estabilidad e iniciar la recuperación, dijo hoy el responsable del Departamento de Operaciones de Paz de la ONU.

En un informe al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la situación en Darfur, Hervé Ladsous sostuvo que, antes que nada, hace falta que las fuerzas del gobierno y los grupos armados cesen las hostilidades para que los 2,6 millones de personas desplazadas puedan volver a sus lugares de origen e iniciar una nueva vida con la asistencia socioeconómica necesaria.

Aseveró, asimismo, que la única opción viable para la paz y el desarrollo en Darfur es encontrar una solución política, e instó a los miembros del Consejo de Seguridad a presionar a las partes en conflicto en esa dirección.

“La persecución de objetivos políticos mediante medios militares en la última década sólo ha prolongado el sufrimiento de la población civil. Por ello, reitero el llamado del Secretario General al gobierno de Sudán y al Ejército de Liberación de Sudán-Abdul Wahid a cesar inmediatamente las hostilidades y a emprender negociaciones pacíficas sin precondiciones”, apuntó Ladsous.

Explicó que la Misión Conjunta de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID) afronta muchas restricciones de acceso a los principales escenarios de combate, como Jebel Marra, donde se reportan bombardeos aéreos.

Con respecto a la relación de la UNAMID con el gobierno sudanés, Ladsous señaló que las autoridades han tomado medidas importantes para que la Misión pueda cumplir con su mandato, no obstante, afirmó que aún quedan muchas restricciones por eliminar.

Finalmente, refrendó el compromiso de la UNAMID de apoyar al gobierno de Sudán en la protección de los civiles y el mejoramiento de la seguridad en Darfur.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *