06 de abril, 2016 — La Organización Mundial de la Salud (OMS) condenó enérgicamente el ataque al hospital general de la provincia de Ma´arib, en Yemen, que provocó la muerte de cuatro personas, un médico entre ellas, el pasado 3 de abril.

Del mismo modo, urgió nuevamente a las partes enfrentadas a respetar la seguridad y neutralidad del personal y las instalaciones médicas, y recordó que ese tipo de ataques viola las leyes humanitarias internacionales.

La agresión al hospital también dejó 13 heridos y causó daños considerables a los edificios que albergaban la unidad de cuidados intensivos y la de administración.

La OMS explicó que, pese a la gran escasez de suministros y personal médico, el sanatorio de Ma´arib atiende a miles de personas de esa provincia y de otros lugares del país.

Según las informaciones, 190 de las 200 camas del nosocomio estaban ocupadas en el momento del ataque.

Desde la escalada del conflicto, los trabajadores de salud de Yemen arriesgan la vida diariamente desde la escalada del conflicto para brindar asistencia médica a la gente que la precisa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *